May 25 2020

El futuro del teatro post Covid-19

 

 

Introducción

 

La presente parálisis del sector cultural obliga a replantear la estrategia de producción y distribución de los proyectos teatrales previstos para la próxima temporada. La incertidumbre, tanto en ésta como en otras muchas industrias hace valorar medidas que, quizás antes del COVID-19, hubieran sido descartadas.

Actualmente en el teatro compartimos objetivos muy concretos en cuanto al espectáculo en vivo: mantener nuestro público, atraer nuevos espectadores, dar trabajo a diversos profesionales y fomentar su talento. Desde los directores de los grandes teatros hasta las empresas tecnológicas como Applaudi, todos estamos enfrentando el mismo reto.

Lo único que está claro en la estrategia que tomemos es la obligación de implementar unas medidas de seguridad en cuanto a la prevención de la pandemia tanto para los espectadores como para el propio personal. Es en este punto donde especialmente esperamos recibir ayuda de la Administración. Para cualquier gerente de un espacio público la responsabilidad de organizar estas medidas es extraordinaria al igual que el riesgo de diseñarlas inadecuadamente.

Es todavía prematuro planificar, es más bien tiempo para dar a las cosas una fresca mirada y ser valiente en cuanto a estas medidas, aunque sea en una hoja de papel.

Las siguientes medidas son unas soluciones que podrían ser tomadas como un experimento. Lo importante es poder evaluar su potencial a corto plazo. También es importante contar con la ayuda de profesionales externos (aprovechando su disponibilidad en esta época) para explorar propuestas viables.

Hay que abrirse a las colaboraciones. Aunque nadie ha vivido una crisis semejante, hay que contar con el apoyo de los profesionales que tienen afinidad con la innovación, cuentan con una experiencia en diferentes disciplinas y tienen un historial de hacer proyectos de impacto. Este tipo de individuos son los que manejan las situaciones de crisis con la mejor eficacia; es por ello que los directores de proyectos culturales tienen que contar con un Proyect Manager que no sólo entienda la misión artística sino también que sepa trabajar muy de cerca con consultores tecnológicos y especialistas del marketing digital.

Lo más valioso sería unirse desde el sector completo e íntegro, sin embargo la compleja estructura de nuestra industria tanto en España como en otros países europeos no hace fácil este reto. Es mejor no contar con este tipo de soluciones mágicas y ponerse manos a la obra. Unirse, asociarse – por supuesto. Sea como sea hay que estar “conectado” y empezar a crear contenido digital de calidad.

 

Comprender al público 


En cuanto al contenido, la ventaja para el creador es que en el mundo afectado por el virus la tarea de comprender al público está simplificada. Durante los próximos meses o incluso años el público global será más homogéneo en su percepción, diferente a la que había sido antes del COVID-19. Sea un barrio de Barcelona o la comunidad entera de los usuarios de Instagram, tenemos más en común que nunca. Miedo, anhelo, sufrimiento, frustración, pero también agradecimiento, admiración, amor y amistad son algunas de las emociones comunes compartidas entre todos los individuos a nivel global. Nuestro público está más sensible y receptivo a la vez, preocupado por su entorno. La crisis económica, los conflictos políticos globales y el medio ambiente son las preocupaciones reales. La audiencia está allí, desorientada, pero abierta a adoptar cambios. Su ventana al mundo es casi por completo – el móvil y la televisión. Esta realidad es mucho más que una tendencia, muy probablemente es el comienzo de una nueva era.

 

 

El vacío que llenar

 

Los propios vídeos subidos diariamente a las plataformas, tales como YouTube o Facebook Live, por miles de usuarios, pueden ser uno de los punto de partida importantes en cuanto al nuevo contenido de teatro digital de mínimo presupuesto. A nivel conceptual el teatro se ocupará de proveer un comentario, un punto de reflexión sobre toda esta enorme cantidad de material. Este tipo de análisis, es imprescindible para estimular una reflexión, necesaria para digerir la cambiante realidad. Hay público que necesita que el Internet ofrezca un contenido algo más acorde con sus necesidades.

En cuanto a la exploración adecuada de las cuentas de las redes sociales establecidas, es viable usarlas para comprobar la reacción del público antes de empezar la creación de una obra. Es parte del proceso de la distribución antes de que comience la producción del espectáculo. Entre muchísimas posibilidades se puede emplear la publicación de posts con las frases claves de una obra. Se trata de promover la creación de textos nuevos, crear vínculos de colaboración entre los dramaturgos y el resto de creadores de teatro al igual que conocer el impacto potencial en el público.

 

 

Retener y fidelizar

 

Pronto ir al teatro puede convertirse en una actividad privilegiada. Para los espectadores que no tengan posibilidad de asistir a un espectáculo en persona, se facilita un acceso de pago a través del streaming en vivo. Es importante mantener un espectador invirtiendo en este tipo de tecnologías. En este aspecto, la calidad de la grabación en vivo es la clave. Lo ideal sería contar con más de una cámara, ubicada lo más cerca posible al escenario. Los vídeos de las funciones, dotados con subtítulos estarían disponibles en una plataforma digital de investigación teatral, como una fuente de inspiración para los creadores a nivel internacional.

 


Más allá de las soluciones digitales, el espacio teatral obligado a mantener tan solo un tercio del aforo, podría ofrecer más de una función al día. Tarde o temprano habrá también más teatros al aire libre. Las cortas actuaciones en las plazas principales de las ciudades son imprescindibles para mantener el contacto con el público local. El teatro tiene que salir al aire libre , a las plazas de las ciudades y tocar a la gente. En el futuro muy cercano (Fase 2 del proceso de la Desescalada) será legal hacer eventos en vivo con la participación de 400 personas sentadas, que permiten que este tipo de actividades sean viables. Sin embargo, si por el tema de costes, no fuese posible organizar más espectáculos en vivo al aire libre, los espacios publicitarios en forma de paneles LED, pueden servir como una solución. El vídeo promocional o incluso el «live streaming» de un espectáculo en función en el teatro local sería una forma de incluir en el público a todos los ciudadanos, lo que confirma la CEO de Flowcity, Dagmara Lacka.

 

 

El sonido 3D en el teatro


Los Smartphones ofrecen posibilidades de transmisión de las actuaciones previamente grabadas poco exploradas. Audio 3D es una tecnología relativamente sencilla que permite grabar sonido para que este, escuchado a través de cualquier tipo de auriculares, sea percibido como un sonido que proviene de una dirección concreta. También la distancia de la fuente del sonido es precisa, por lo cual el efecto sonoro es de un evento en vivo. El diálogo grabado en 3D es muy impactante. Existen ejemplos altamente inmersivos, especialmente eficaces en crear una atmósfera íntima o de peligro, donde el espectador se convierte en un testigo o hasta un protagonista de una situación incómodamente “real”.

Es notable que el Audio 3D es una tecnología accesible para personas ciegas, y tiene potencial de ser una experiencia teatral mucho más satisfactoria que el teatro convencional dotado de audiodescripción. Por otro lado, audio 3D tiene especial potencial en cuanto a usarlo conjuntamente con las gafas de la realidad aumentada, en este aspecto podría convertirse en una herramienta útil para los espectáculos de alto presupuesto, como los musicales o las representaciones balísticas (Puy du Fou). Este tipo de servicio complementado con un live chat con los protagonistas seria comparable con la experiencia emocionante de atender el espectáculo en vivo. Por otro lado para el mismo actor de teatro sería impactante tener un millón de espectadores viéndolo en vivo. Yo quiero que llegue este momento lo antes posible!

 

 

Financiación


El arte necesita del contacto con la sociedad y no tan sólo a través de un dispositivo móvil, eso está claro. Una solución es complementaria con la otra. No olvidemos que atrayendo la atención del público general estamos abriéndonos a la financiación de los esponsors. El teatro modernizado sería muchísimo más propenso a recibir la atención de los ambassadors de las marcas, porque para este colectivo , el tráfico real y el tráfico online cuenta igual. Quizás la financiación pública debería tomar los mismos criterios en cuanto al cálculo de la subvención anual.

No tememos que la implementación de las soluciones digitales nos aleje del teatro puro y ambicioso. El buen teatro siempre supo reflejar la realidad de forma honesta y aunque el reto que presenta el 2020 es enorme, no queda otra que usar las soluciones existentes, aprovechando al 100% sus beneficios. Hoy en día la experiencia offline para la mayoría de sectores es complementaria a la experiencia online. Es lo más cómodo y seguro para nuestro público y eso sí que importa.

Últimos artículos

Feb 17 2020 APPLAUDI, ha sido seleccionado para participar en la IV Edición del Programa de Aceleración de Empresas Turísticas Costa del Sol Tourism Hub

El programa dará comienzo el próximo 19 de febrero, a las 10:00 h, en la sede en Málaga. Costa del Sol Tourism Hub es un programa de...

Leer más

Feb 10 2020 Applaudi ha sido elegido como uno de los 10 proyectos que participan en la convocatoria ONCE INNOVA Emprendedores

En la ONCE siempre se aposta por ser una organización ”innovadora, flexible y abierta al entorno emprendedor”, y por ello presenta esta...

Leer más

Al continuar usando el sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Cerrar